lunes, 19 de octubre de 2015

Hoy, decido...

Hoy decido... 

volver a vivir;
incorporarme a la corriente de la vida, a mi manera.

Enfrentar el miedo a la soledad. Quererme, cuidarme y disfrutar.

Hoy, quiero volver a ser yo.

Me tengo a mi misma: mi mente, mis brazos, mis piernas..mis arrestos para enfrentar el futuro y mi voluntad.

Hoy, no voy a mendigar amor, ni comprensión, ni entendimiento, ni empatía; porque todo esto, ya lo tengo y está en mi interior.

Hoy, vivo y dejo vivir; porque hice lo correcto, lo imposible, lo increíble. Porque me di entera, cuando me necesitaron y porque puedo descansar en paz, por ello.

Hoy, no reniego del dolor, como parte de la vida, pero no lo grabaré a fuego, en mi corazón.

Hoy, asumo mi propia vida: mi libertad, mis deseos, mi libre albedrío para elegir lo que quiero y necesito.
A la vez, desvinculo mi propio bienestar del ajeno. 
Porque todos pueden elegir sus propias vidas, como yo elijo la mía.

Hoy, por fin, me siento fuerte para decidir.

Hoy, puedo decir todo esto, nacido de mi propio ser, porque Alguien me ha ayudado a ver.

Hoy, llegó por fin, el alivio a mi dolor, que tantas veces pedí.

Hoy, puedo afirmar con seguridad, que la luz para hacer esta declaración de intenciones, procede del mismo lugar: DIOS.

Isabel*





viernes, 16 de octubre de 2015